Morriña de Hyuro

Nov 26, 2020 | Arte urbano, Rexenera Fest

Recordamos a la artista argentina Tamara Djurovic, recientemente fallecida a los 46 años, a través de su obra y la huella que dejó en Carballo

Hace tan sólo unos días, el 20 de noviembre, nos enteramos del fallecimiento de Tamara Djurovic, Hyuro, una excelente artista argentina afincada en Valencia de la tenemos la suerte de contar con un mural en Carballo titulado «Morriña» pintado durante el Rexenera Fest en 2016. Según ella misma relata en su descripción de la obra, la «morriña» es un sentimiento de nostalgia que unido a un punto de vista antropológico nos acerca a la cultura como proveedora de todo lo que no es producto de la naturaleza. En el mural, una mujer descansa cubierta por una manta que según Hyuro «representa metafóricamente la cultura y todas aquellas tradiciones y costumbres que se pierden con la evolución de los tiempos modernos».

Ahora mismo nosotros tenemos morriña de Hyuro, una artista que se ha perdido y que fue pionera convirtiéndose en una de las pocas mujeres de la escena internacional de muralistas urbanos y sin duda una de las más conocidas dentro de este microcosmos. Tiene trabajos en Argentina, Brasil, Estados Unidos, Marruecos, Túnez, Bélgica, Italia o Nueva Zelanda, la mayoría de ellos ligados a la figura de la mujer y de temática feminista. Según Isabel Navarro, en su obituario de la revista Conde Nast Traveller, «casi todos protagonizados por heroínas anónimas que, desprovistas de identidad, llevan el peso de la vida y los cuidados sobre ellas».

Un espíritu original

La revista Juxtapoz de San Francisco le ha dedicado un emocionado obituario, sólo dos días después de su muerte, con el titular: “RIP, Hyuro, una fuerza pionera y una voz poética en el arte callejero y contemporáneo”. El autor del artículo, el director de la revista, Evan Pricco, la define como “un espíritu rebelde, observadora social, filósofa, madre, siempre mordazmente divertida, apasionada y curiosa, atemporal cuando miraba al futuro. Tamara era una pintora increíble que siempre se cuestionaba a sí misma de la mejor manera posible (…) Era capaz de diseccionarlo todo hasta extraer de lo que había observado una obra de arte cruda, que era a la vez una extensión de sí misma. (…) Hyuro era el espíritu más original que he conocido en el arte, y me hizo un escritor y observador más apasionado”.

Para nosotros siempre será aquella artista que en la primavera de 2016 y en apenas unos días dejó su genio marcado para siempre en el Pazo da Cultura de Carballo, un edificio que alberga teatro, enseñanza, música, danza y, gracias a Hyuro, una auténtica obra de arte. Descanse en paz.

Hyuro pintando «Morriña» en el Pazo da Cultura de Carballo

TLFNO: 981 702 077     MÓBIL: 698 156 402     MAIL: turismo@carballo.gal

Share This